Criptomonedas: qué son y cómo funcionan

 

Corría el año 2008 cuando, bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto, una persona (o varias) irrumpió en la escena de los mercados financieros con la publicación de un estudio llamado “Bitcoin: un sistema de dinero electrónico peer to peer”. Nadie imaginaba en ese momento que dicha publicación pondría nuevamente a la luz a la tecnología Blockchain (que posee sus orígenes en 1991) y su aplicación más famosa: las criptomonedas. Si bien hoy existen varias, la más conocida es el Bitcoin (BTC), que en el último año registró un espectacular incremento de precios llegando a tocar máximos históricos. Para ser más precisos, estamos hablando de un espectacular retorno del 375% en dólares en solamente un año. 

Así, cada vez son más los inversores que quieren subirse a la ola e invertir en “criptos” pero su implementación aún genera polémica. Mientras que algunos aseguran que se trata de “el futuro del dinero”, muchos de sus detractores – entre ellos, el magnate Warren Buffet consideran que no tienen valor real. En esta nota revisaremos algunos de los conceptos básicos.

Las criptomonedas, en su esencia, son dinero digital. Se trata de “monedas” que pueden intercambiarse por bienes o servicios, o que pueden comprarse y venderse. Este flujo de dinero se basa en la tecnología blockchain, que es una red descentralizada. Esto quiere decir que no hay ninguna autoridad que regule a las criptomonedas: no son emitidas por ningún Estado ni se ven alcanzadas por las regulaciones de un Banco Central. Por supuesto este es el punto que mayor polémica genera y siembra la inevitable pregunta: ¿Quién garantiza la seguridad de las transacciones entonces? La respuesta está en la tecnología.

Ahora bien, ¿Qué es la tecnología blockchain? del español “cadena de bloques”, es un registro único, consensuado y distribuido en varios nodos de una red. Se encarga de recopilar información en grupos que a su vez contienen otros conjuntos de información. Este software lleva el registro de todos los movimientos realizados distribuidos en una cierta cantidad de computadoras (llamados nodos) que se actualizan de manera inmediata. De esta manera, una parte de la información en todos los nodos es la misma, y las transacciones en la red blockchain se validan automáticamente de manera descentralizada para brindar máxima seguridad a sus usuarios sin la necesidad de intermediarios. Además, todas las transacciones son públicas y, una vez realizadas, no pueden anularse. Si querés entender un poco más sobre cómo funciona la blockchain y sus usos, no te pierdas este artículo.

Como bien mencionamos anteriormente, las criptomonedas tuvieron una gran suba de precios durante el 2020, lo cual despertó el interés de muchas personas en invertir en este revolucionario instrumento. Al ser un poco más complejo que otras opciones más tradicionales, la forma más sencilla de operar con criptomonedas es a través de un broker, que en la práctica funciona como una casa de cambio digital. Existen diversas plataformas que operan en distintos países, y todas funcionan a la vez como billeteras virtuales. También hay aplicaciones que pueden usarse como billeteras propias a las que se pueden transferir las criptomonedas, y de hecho esto es lo que se recomienda para controlar con mayor seguridad los cripto activos.

Si bien a simple vista parece una inversión idílica por su gran rentabilidad, es importante saber que invertir en criptomonedas también es extremadamente riesgoso debido a la volatilidad del mercado, que muchos consideran una burbuja. Ya en 2018 el precio de Bitcoin, que había subido de U$D 900 a más de U$D 19000 en 2017, cayó cerca de un 80%, arrastrando a todas las otras criptomonedas – también conocidas como altcoins- consigo.  El multimillonario inversor estadounidense Mark Cuban, por ejemplo, comparó a las criptomonedas con la burbuja de las punto com de principios de los 2000. Por otro lado, quienes promueven el uso de criptomonedas sostienen que, algún día, Bitcoin funcionará como reserva de valor, desplazando al oro. Entre ellos se encuentra Marcos Galperín, fundador y CEO de Mercado Libre.

Ahora que ya estamos más en tema, veamos el tamaño del mercado para que posee el bitcoin y las demás Altcoins medidas en miles de millones de dólares a mediados de enero del 2021:

Criptomonedas: capitalización de mercado enero 2021

Fuente: Visual Capitalist

Concluimos que el Bitcoin representa el 68% de la capitalización total del mercado de criptomonedas. Ese porcentaje expresado en valores absolutos son: USD 647.200 millones. La segunda moneda más importante es Ethereum (ETH) con 122.600 millones ó un 12,6% de participación del merado.

 

En definitiva, lo novedoso de las criptomonedas, apoyadas en la tecnología de Blockchain, es que todas las transacciones son aprobadas por una red de miles de computadoras, lo que elimina cualquier participación humana en el proceso de verificación. A pesar de que muchos creen que se trata de una burbuja y nunca será una moneda “real”, su propuesta de un mercado libre de intermediarios, sin restricciones gubernamentales ni bancos centrales le ha valido el mote de “la moneda del futuro”. ¿Lo será?

One Comment

Dejanos tu comentario

Abrir chat
1
Necesitas más info? Consultame!
Hola 👋 Soy Felipe, si necesitas más info no dudes en hablarme.