¿Quién no quiere ser millonario? Muchas personas piensan que la única manera de acumular riqueza es mediante un golpe de suerte o siguiendo las estrategias de inversión de personalidades de la talla de Warren Buffett o Elon Musk. Sin embargo, para poder llegar allí primero hay que dominar el arte del ahorro. Existen muchos métodos para lograr ahorrar con éxito, hoy te presentamos uno que se destaca por su creatividad: el método Harv Eker o de los “6 frascos”.

Harv Eker es un autor, empresario y orador motivacional, hijo de inmigrantes europeos. Creció en Toronto, Canadá, pero pasó la mayor parte de su edad adulta en los Estados Unidos. Eker es el autor de varios best seller, pero el libro titulado “Los secretos de la Mente Millonaria” es tal vez el más conocido. De este libro surge la enseñanza del método de ahorro de los 6 frascos, y a continuación, te contamos de qué se trata.

EL MÉTODO HARV EKER TAMBIÉN CONOCIDO COMO “LOS 6 FRASCOS” 

El método Harv Eker de los 6 frascos es simple, creativo y efectivo. La propuesta se basa en separar los ingresos en 6 cuentas diferentes, cada una con un fin específico. El método sugiere usar frascos para depositar el dinero, pero puede ser en sobres, cajones, o lo que usted prefiera y tenga a disposición. 

Según Eker, “el hábito de administrar el dinero es más importante que la cantidad que poseas”, por eso, a la hora de incursionar en este método, cabe recordar que la constancia es lo más importante. Veamos cuáles son los 6 frascos en cuestión:

1 – Frasco de las Necesidades (50%):

Según el método Harv Eker, la mitad de nuestros ingresos deben ser destinados a cubrir nuestras necesidades básicas: alimentos, alquiler, combustible, servicios. El 50 % de los ingresos, debería cubrir todos estos casos. En caso contrario, el autor recomienda revisar cómo puede reducir gastos superfluos, y/o, buscar nuevas fuentes de ingreso. 

2 – Frasco de la Libertad Financiera (10%)

El segundo frasco tiene como objetivo separar dinero que eventualmente será utilizado para invertir. El porcentaje propuesto por Harv Eker para este cometido es del 10% de los ingresos. El objetivo del frasco de la libertad financiera es ser un faro en su futuro financiero. Todo lo destinado al frasco de la libertad financiera puede ahorrarse tanto en efectivo como también en acciones, fondos comunes de inversión, plazos fijo o cualquier instrumento que genre rendimientos. 

3 – Frasco del Ahorro a Largo Plazo (10%):

Como siempre decimos, antes de poder invertir y multiplicar la riqueza, hay que poder ahorrar y tener un fondo para contingencias. Por eso, este frasco es el punto de partida hacia la independencia financiera, y representa otro 10% de tus ingresos. Como su nombre lo indica, es un frasco destinado exclusivamente al ahorro. Si bien todos los frascos tienen objetivos importantes, este es tal vez el más importante: por más que no puedas cumplir con el porcentaje estipulado, cualquier aporte, por mínimo que sea, será determinante para el futuro. 

4 – Frasco de la Educación (10%):

La educación financiera es necesaria para poder invertir con éxito. Por eso, según Eker, otro de los frascos debe contener el ahorro necesario para poder invertir en capacitación. Cuanto más conocimientos y habilidades adquieras, mayor será tu capacidad de ingresos. En consecuencia, cuanto más dinero posea, necesitará mayor conocimiento sobre cómo administrarlo.

Si usted considera que no necesita invertir para educarse, ya que aprovecha los recursos gratuitos que ofrece internet (como por ejemplo, los articulos y glosarios de Central de Fondos), puede sumar este porcentaje a alguno de los otros frascos.

5 – Frasco del Juego (10%)

El nombre de este frasco tiene que ver con el costado ocioso de la vida. Se trata de destinar un porcentaje de los ingresos a aquellas actividades que generan placer y son parte del ocio. En este punto, vale la pena recordar que si bien hay que tener conducta para poder ahorrar, de nada sirve el dinero si no nos permitimos disfrutarlo. Así, este frasco es tan importante como los demás, porque su objetivo es cuidar la salud mental. Salir a comer afuera, ir a algún concierto o invertir en una actividad recreativa cuesta dinero pero su valor es incalculable.

6 – Frasco de Dar (10%)

El método de Harv Eker propone que, además de velar por nuestras finanzas personales, no perdamos de vista la posibilidad de ayudar a quienes más lo necesitan. Por eso, el sexto frasco está destinado a “dar”, basado en la noción de ponerse siempre en el lugar del otro. Asimismo, al dar dinero a quien lo necesita, consolidamos nuestra mentalidad de riqueza y esto se ve reflejado en nuestra realidad. 

CONCLUSIONES

El método Harv Eker o de los 6 frascos es una herramienta más para poder administrar mejor nuestro dinero. Obviamente, las propuestas de porcentaje son solo sugerencias y queda claro que usted puede ajustarlos según su realidad financiera. 

Asimismo, si usted no tiene una mentalidad enfocada en mejorar sus finanzas, verá el “ahorro en frascos” como una restricción a hacer libre uso de su dinero. Primero cambie su forma de pensar, y una vez que comprenda que el ahorro es la base de la libertad financiera, puede ponerlo en práctica.

CONOCÉ MÁS

El paso siguiente al ahorro es poner a trabajar ese dinero a tu favor. Afortunadamente, la tecnología hacer que el acceso a las finanzas sea cada vez más fácil y práctico. ¿Sabías que en Central de Fondos tenemos una app que te permite invertir y gestionar tus tenencias en tiempo real? Convertite en accionista de tu empresa preferida, comprá dólares o sé parte del fondo común de inversión de tu interés. Tenemos una propuesta para cada perfil. Descargá nuestra app haciendo click acá y empezá a disfrutar los beneficios de invertir con profesionales.

One Comment

Dejanos tu comentario