En un país con tanta inflación como Argentina, el uso de la tarjeta de crédito y las compras en cuotas son una alternativa tentadora pero también un arma de doble filo.

Refinanciar tarjeta de crédito es otra opción a la hora de postergar nuestros compromisos de pago y así llegar a fin de mes con cierta tranquilidad. Sin embargo, tanto las cuotas como la refinanciación de tarjeta de crédito, pueden traer consigo altas tasas de interés y por ende, deudas.

En lo particular, ¿qué implica refinanciar tarjeta de crédito?

Consiste en realizar el pago mínimo que indica el resumen y luego postergar el pago del resto del monto, algo que quedará sujeto a una tasa de interés que nos cobrará el emisor de la tarjeta. 

Si bien es cierto que las personas pueden elegir refinanciar su tarjeta porque no disponen del dinero suficiente como para pagarla, es importante analizar bien los términos y condiciones antes de hacerlo.

Las tasas de interés son el primer punto a observar, ya que esta deuda puede convertirse en un efecto bola de nieve muy negativo. Es importante hacer una estimación certera de nuestros ingresos para ver cómo podremos afrontar esta deuda.

Asimismo, antes de postergar el pago de los consumos realizados con tarjeta de crédito hay que mirar la proyección de inflación y compararlo también con la evolución de nuestros ingresos personales, ya que si estos no se recomponen lo suficientemente rápido será más difícil cancelar nuestra deuda. 

REFINANCIAR TARJETA DE CRÉDITO Y LAS TASAS DE INTERÉS

Refinanciar la tarjeta de crédito significa, en otras palabras: acumular deudas. Es por esto que si existe la posibilidad de realizar el pago total de la tarjeta, mucho mejor para la salud de nuestras finanzas personales. 

En la actualidad, la tasa de interés de las tarjetas supera un 40% anual – dependiendo de la entidad bancaria- y la inflación proyectada para 2022 es de un 48%. Y si bien estos indicadores son de gran peso, también es importante mirar cuál es la proyección para nuestros ingresos personales. 

En resumen, antes de considerar refinanciar la tarjeta de crédito, hay que analizar la evolución de nuestros ingresos frente a las tasas de interés propuestas por las entidades bancarias y, por supuesto, también mirar la inflación. La mejor opción, según los expertos, será realizar el pago total de nuestras obligaciones siempre que se pueda.

REFINANCIACIÓN: ¿UNA BUENA O MALA IDEA?

“Es aconsejable evitar pagar solo el pago mínimo del saldo de la tarjeta. La acumulación de saldo genera intereses mayores en el futuro”, reza una de las 10 recomendaciones sobre tarjeta de crédito publicadas en la página oficial del Banco Central de la República Argentina.

La refinanciación puede ser un camino posible si estamos faltos de liquidez por algo eventual, pero si la mecánica se convierte en algo habitual, el monto acumulado de deuda se irá multiplicando a gran velocidad.

Al mismo tiempo, los límites de consumo disponibles se verán reducidos, dejando poco margen en caso que surja alguna contingencia. 

ALTERNATIVAS PARA REFINANCIAR TARJETA EN EL MERCADO

Tanto la tarjeta de crédito Visa como Mastercard tienen sus propios programas de refinanciación que permiten postergar el pago de las compras realizadas con las mismas. 

El programa de Visa se llama Plan V y permite cuotificar el pago total o parcial del resumen de la tarjeta o alguna compra puntual realizada en un pago, como por ejemplo, pasajes al exterior.

Sin embargo, como mencionamos anteriormente, el pago en cuotas tiene intereses. La tasa nominal anual (TNA) es de 43% para tarjetas emitidas por bancos, lo que se traduce en un costo financiero total (CFT) del 65%.

En el caso de Mastercard, la entidad tiene su propio plan de refinanciación llamado MasterCard Cuotas que funciona de manera similar al Plan V.

Por otra parte, también están las tarjetas que no pertenecen a un banco, sino que son de supermercados o billeteras virtuales. Aquí también es posible refinanciar el resumen pero afrontando una tasa más alta que no puede superar en un 25% al promedio de las tasas de préstamos personales que otorga el sistema financiero.

CONOCÉ MÁS

La educación es el primer paso hacia la libertad financiera y no tener deudas un punto de partida muy importante. Aprendé sobre finanzas con CDF Academy. Mercados financieros globales, acciones y mucho más con nuestros cursos online de finanzas personales que te transformarán en un inversor exitoso. 

Te invitamos a descubrir esta propuesta.

Dejanos tu comentario

Abrir chat
1
Necesitas más info? Consultame!
Hola 👋 Soy Felipe, si necesitas más info no dudes en hablarme.