Las acciones son uno de los instrumentos más populares de los mercados financieros. Representa una participación en el capital de una empresa y convierte a quien las adquiere en accionista o socio de una compañía. A través de las acciones, el inversor se convierte en un dueño de la empresa que elige comprar. Esto le permite, en la proporción en la que invirtió, participar del crecimiento y las ganancias que esta pueda llegar a tener en el futuro.

Entonces, las acciones son valores que se negocian en el mercado y que representan una pequeña participación en la propiedad de una empresa.

Para las compañías públicas, la emisión de acciones es una forma de recaudar dinero. Normalmente, las empresas buscan esos fondos para crecer e invertir en su negocio. Si bien en el largo plazo es una de las inversiones que más rentabilidad genera históricamente, también hay que tener en cuenta que así como nos asociamos a las ganancias de una empresa, también podremos participar de las pérdidas en determinados períodos. Hay que pensar, como dice el legendario inversor Warren Buffett, en que cuando uno compra una acción, uno se vuelve dueño de la empresa. Uno de muchos.

Sin embargo, a pesar de que las acciones son una inversión de riesgo – la empresa elegida puede tener éxito o no en sus negocios-, la pérdida eventual nunca supera el monto que se invirtió originalmente al comprarlas. En el largo plazo, la historia nos muestra que las acciones les permiten a sus inversores recibir ganancias superiores a otros tipos de activos como bonos o monedas.

QUE SON LAS ACCIONES

Las acciones se encuentran dentro del segmento de la renta variable. Esto es porque, a diferencia de un bono, no hay un retorno fijo. Depende, en cambio, de la buena performance de la empresa. Históricamente, las acciones han superado a la mayoría de las otras inversiones a largo plazo. Eso sí, conllevan una gran volatilidad – su precio sube y baja todos los días. Esto hace que las mismas no sean aptas para todo el mundo.

¿Cómo puede ganar dinero el accionista? A través del pago de dividendos, o más bien por apreciaciones de capital. Es decir, que el precio de la acción sube.

Hay dos tipos principales de acciones: comunes y preferidas. La mayoría de los inversores poseen acciones ordinarias en una empresa pública. Las acciones ordinarias pueden pagar dividendos (aunque no es obligatorio). Las acciones preferidas, por su parte, suelen pagar dividendos fijos, por lo que los propietarios pueden contar con una cantidad determinada de ingresos de las acciones cada año. 

COMO FUNCIONAN LAS ACCIONES

El precio al que se negocian las acciones es el resultado de la oferta y la demanda en el mercado financiero. Las empresas públicas venden sus acciones a través de una bolsa de valores. Por ejemplo, el Nasdaq o la Bolsa de Valores de Nueva York. O la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, en Argentina. Los inversionistas pueden comprar y vender acciones entre ellos a través de corredores de bolsa.

Para poder comprar o vender acciones en el mercado de capitales de Argentina es necesario acudir a un agente de negociación y/o liquidación, registrado ante la Comisión Nacional de Valores (CNV) que actuará como intermediario para así evitar prácticas fraudulentas. 

CÓMO INVERTIR Y CÓMO COMPRAR ACCIONES

Invertir en acciones individuales lleva tiempo y requiere de ciertos conocimientos técnicos. Elegir cada acción implica tener una profunda comprensión de la empresa en la que se invierte. Dado el nivel de conocimiento y tiempo que implica esto, muchos optan por ahorrar tiempo invirtiendo en acciones a través de fondos comunes de inversión.  Estos ofrecen diversificación y por ende, reducen el riesgo que implicaría invertir en solo una.

Gracias al avance de la tecnología, hoy es muy fácil comprar acciones online de la mano de diferentes brokers. En Central de Fondos ofrecemos portafolios con recomendaciones de expertos que seleccionan las mejores acciones disponibles. Esto ofrece al inversor la tranquilidad de delegar su estrategia en los especialistas. Y lo que es mejor, sin costos de apertura ni mantenimiento. Además, al invertir en fondos es posible repartir las tenencias: una parte en fondos de acciones y otra en renta fija, para tener aún más diversificación.

LOS BENEFICIOS DE LA DIVERSIFICACIÓN

“Nunca pongas todos los huevos en la misma canasta”

La diversificación es una de las máximas más importantes del mundo financiero. Al repartir nuestras inversiones en distintos activos minimizamos los riesgos y obtenemos mejores rendimientos. En el caso de los fondos comunes de inversión, esto sucede de manera implícita.

Así, un fondo de reta variabale puede estar invertido en acciones de empresas de petróleo, tecnología y servicios públicos, y el pequeño inversor acceder con apenas $1000 al mundo de las inversiones.

CÓMO COMPRAR ACCIONES

Si estás pensando en cómo comprar acciones y otros instrumentos, te contamos que en Central de Fondos no solo ponemos a disposición una gran oferta de fondos sino que te ayudamos a comprender mejor cómo funciona el mercado. Te invitamos a visitar CDF Academy, la primera escuela virtual de finanzas. Allí encontrarás una gran variedad de cursos cortos que te permitirán aprender a tu ritmo y desde donde quieras, los secretos que conducen hacia la libertad financiera.

Agendá hoy un llamado con uno de nuestros especialistas y conocé más sobre esta propuesta.

TUS FONDOS, SEGUROS

“Central de Fondos” es una plataforma provista por Criteria AN S.A. en su calidad de Agente de Colocación y Distribución Integral de Fondos Comunes de Inversión.

Criteria AN S.A. es un Agente de liquidación y Compensación propio registrado en la Comisión Nacional de Valores (CNV) bajo el número 591 & ACyDI Nro 22. Número de agente en Bolsas y Mercados Argentinos (ByMA) #235 y en ROFEX agente #343. Todas las transacciones están sujetas al control de la CNV y de los mercados (ByMA y ROFEX).

 

Dejanos tu comentario

Abrir chat
1
Necesitas más info? Consultame!
Hola 👋 Soy Felipe, si necesitas más info no dudes en hablarme.