La automatización de ciertas operaciones bancarias es una gran aliada para el día a día. Hoy te contamos sobre el Stop Debit, una herramienta que puede ser útil pero a veces precisamos controlar.

En lo que respecta a la tarjeta de crédito, los argentinos somos usuarios expertos. En una economía con un alto nivel de inflación, pagar en cuotas y comprar “a crédito” es una opción muy tentadora para la economía doméstica. En busca de simplificar el timepo utilizado en el pago de estas deudas y otros servicios, muchas personas recurren al débito automático por su practicidad y evitar olvidos. Sin embargo, esta automatización de pagos puede convertirse en un gran problema si por algún motivo la factura adherida no se puede pagar a término. Es aquí donde entra en juego el stop debit, la forma de suspender los pagos automáticos.

QUÉ ES EL STOP DEBIT

Tal como su nombre lo indica, el Stop Debit consiste en detener la opción del débito automático del pago de un servicio o tarjeta de crédito en un mes particular. Se puede solicitar hasta un día antes de la fecha del débito automático, pero sólo es válido por una única vez (ese mes puntual). 

El stop debit es un derecho otorgado a todos los consumidores de productos o servicios financieros y está establecido dentro de la comunicación A 6148 (06.01.17) del Banco Central de la República Argentina. En esa misma línea, el stop debit es una manera de ejecutar el derecho de retracto que figura en el estatuto del Consumidor.

En otras palabras, el stop debit es una orden de “no pagar” que el cliente envía a su banco. Sin embargo hay que saber cómo pedirlo y saber que cada banco tiene distintos tiempos de aplicación. La ley autoriza a los clientes de entidades bancarias, que en cualquier momento  pueden ordenar a su banco, el Stop Debit, o la desafectación, suspensión o baja de un servicio en el sistema de débito automático. 

CÓMO ACTIVAR EL STOP DEBIT

Según enuncia la página web de uno de los bancos privados más importantes del país, “si tenés servicios adheridos al débito automático, podés solicitar que el mismo no se realice para la factura más próxima, sin perder la adhesión para futuros pagos. De esta forma, no se realizará el débito más inmediato, pero el servicio queda adherido para vencimientos posteriores”.

En otras palabras, como mencionamos anteriormente, el stop debit es efectivo por una única vez. Pero en caso de querer hacerlo permanente, hay que elegir la opción de solicitar la baja. 

Sin embargo, vale la pena saber que cada entidad tiene sus propias políticas de stop debit y fija días y horarios diversos como límite para hacerlo efectivo. Un banco puede habilitarlo hasta 48 horas antes del vencimiento del resumen de la tarjeta. Otros lo permiten el mismo día del vencimiento e incluso hay otros que ejecutan el stop debit hasta 10 días después de ingresada la orden. Es por eso que siempre hay que consultar cada caso en particular.

Otra cosa que hay que saber es que algunas entidades también aceptan revertir el pago ya realizado. Más allá de que la virtualidad simplificó muchos trámites y operaciones, en estos casos puntuales, lo mejor para hacerlo a tiempo es comunicarse directamente con cada banco para que un asesor brinde ayuda con respecto a los pasos a seguir.

DEBITOS AUTOMÁTICOS: ¿CONVIENEN SÍ O NO?

Cada vez más personas recurren al débito automático por su practicidad. Entre sus ventajas se destaca la comodidad de no tener que recordar todos los meses las fechas de vencimientos de las boletas por pagar. De esta manera, el usuario se asegura el cumplimiento de sus obligaciones de pago y así evita el pago de intereses por pagos fuera de término.

Asimismo, el uso del dinero en la cuenta otorga mayor seguridad al usuario, ya que no tiene que cancelar sus deudas con efectivo, puede hacerlo de manera digital. El servicio de débito automático es bastante ágil y práctico y es posible suscribirse con tan solo un clic. Por último, el servicio no tiene costo adicional tampoco.

Hasta aquí, las ventajas. Existen también algunas consideraciones a tener en cuenta a la hora de adherirse al débito automático, ya que más allá de su practicidad, siempre hay que estar atento a los movimientos porque puede pasar que una empresa retire por error una suma incorrecta de tu cuenta. Lo mejor es revisar el estado de cuenta de manera periódica y con mucha atención y confirmando que la cantidad debitada sea la correcta.


En Central de Fondos estamos convencidos de que el primer paso hacia la tranquilidad financiera es una buena organización y educación. Por eso, a través de CDF Academy, la primera escuela virtual de finanzas, te ofrecemos un sinfín de herramientas y contenidos educativos para que cada día te acerques un poco más a tus sueños.

Dejanos tu comentario

Abrir chat
1
Necesitas más info? Consultame!
Hola 👋 Soy Felipe, si necesitas más info no dudes en hablarme.