A menudo escuchamos hablar de esto en las noticias, pero: ¿Qué es un Split?

Se denomina Split al acto de dividir una acción en múltiples acciones nuevas. Esta técnica de inversión es ampliamente utilizada por las empresas para aumentar el número de acciones en circulación. Al hacerlo, el precio de las acciones se torna más accesible, lo que atrae nuevos inversores. Posteriormente, gracias a la llegada de nuevo capital, dichas acciones incrementan su valor.

Cabe destacar que cuando se da un Split, el valor general de la empresa no se ve afectado, por ende la tenencia de los inversores tampoco. Dicho de otra forma, cuando una empresa decide hacer un Split de sus acciones, el impacto para los inversores es prácticamente nulo.  Pongamos un ejemplo: una empresa decide hacer un Split del 100%, entonces, si tenía 100 acciones, pasa a tener 200. En consecuencia, el inversor que posee acciones de dicha compañía, también duplica su cantidad de acciones sin verse afectada su tenencia en absoluto.

Aunque el Split pueda reducir el precio por acción, eso no afecta la capitalización de mercado de la empresa. Simplemente significa que hay más acciones disponibles para el público general. Al “dividirse” las acciones, su precio se torna más económico y eso permite el ingreso de nuevos inversores a la empresa.

Es por eso que, si ya sos accionista de una empresa y ésta declara una división de acciones, no registres cambios en tu inversión. Sin embargo, es importante comprender cómo funcionan estos Splits, especialmente para identificar buenas oportunidades de inversión y también poder anticiparse a las reacciones del mercado. 

CÓMO FUNCIONA EL SPLIT DE ACCIONES

Un Split o división de acciones por parte de una empresa genera un aumento significativo en el número total de acciones en circulación. El Split siempre debe ser autorizado por adelantado por la junta directiva de una corporación, es por esto que los inversores experimentados siempre están expectantes cada vez que se da una reunión de estas.

Para dar un ejemplo de cómo funciona, pensemos este escenario: si una empresa tiene 1000 acciones en circulación y pone en marcha un split de uno por cinco, las 1000 acciones se convertirán en 5000 acciones. Como mencionamos anteriormente, “partir” las acciones hace que más inversores puedan acceder a las mismas. En esa línea, cabe mencionar que el Split también puede funcionar a la inversa reduciendo el número de acciones en circulación. 

RAZONES PARA HACER UN SPLIT

Hay varias razones por las cuales una empresa toma la decisión de hacer un Split o  división de sus acciones. Como mencionamos anteriormente, la más frecuente es atraer más inversores a la empresa tentándolos con precios más accesibles.

Otra razón puede ser que la empresa en cuestión se esté preparando para cotizar en la bolsa y por ende, tenga que alcanzar el precio estipulado para la venta inicial de las acciones.

En esa línea, otro motivo para realizar un split es cuando el precio de las acciones de una empresa ha subido de manera sostenida en el tiempo, hasta el punto en que se torna difícil para un inversor comprar una sola acción. En dicho escenario, un Split puede ayudar a reducir ell precio por acción. 

EN CONCLUSIÓN

Es a través de un Split que una empresa puede aumentar el número de sus acciones y reducir el precio de las mismas dividiendo las existentes en más acciones. Esto da como resultado acciones más accesibles y atractivas para los inversores.

Cuando una empresa divide sus acciones, el valor de las participaciones de los inversores existentes sigue siendo el mismo. La única diferencia es que tras el Split, tienen más cantidad acciones, pero a un precio más bajo cada una. Su inversión total tiene el mismo valor que antes de la división.

Cuando se hace Split de una acción, su liquidez y volumen de negociación tienden a mejorar. La mayoría de las empresas que dividen sus acciones ven un aumento en el crecimiento a largo plazo del precio de sus acciones a medida que más inversores compran las acciones ahora más baratas. Esto, a su vez, a menudo beneficia a los accionistas existentes, ya que ven aumentar el valor de su inversión.

INVERTÍ EN ACCIONES DE EMPRESAS INTERNACIONALES 

Gracias a los CEDEARs, los inversores argentinos ahora tienen la oportunidad de convertirse en accionistas de las empresas más importantes del mundo. Los CEDEARS son activos financieros que representan acciones de empresas extranjeras pero que se operan en el mercado local.  Los atractivos retornos, sumados al refugio que ofrece este instrumento ante las depreciaciones de la moneda nacional, lo hacen una opción muy popular.

Descubrí nuestra selección de CEDEARs, compuesta por las compañías más relevantes y las cuales creemos que se encuentran en un interesante momento para comprar y mantener. En Central de Fondos ponemos a tu disposición la aplicación Criteria Digital, tu mejor aliado a la hora de gestionar tus finanzas de manera práctica y eficaz. A través de la app podés invertir en los portafolios personalizados, tanto de CEDEARs como de fondos comunes de inversión.

2 Comments

Dejanos tu comentario