Llega el mes de diciembre y, además de las fiestas y la temporada de vacaciones, los trabajadores en relación de dependencia esperan con ansias la llegada del pago del sueldo anual complementario (SAC), mejor conocido como aguinaldo. 

Como todos sabemos, el sueldo anual complementario de diciembre es muy esperado dada su cercanía con las fiestas de fin de año. Es con ese dinero que muchas personas aprovechan para comprar regalos de navidad, o bien, vacacionar en el verano.

Pero aunque muchos hagan uso inmediato de ese dinero, este ingreso extra representa una excelente oportunidad para ahorrar y hacer una diferencia. En este artículo te contamos qué es el aguinaldo, cuándo se cobra, cómo se calcula y cómo invertirlo para sacarle el mayor provecho.

¿Qué es el aguinaldo?

El aguinaldo es el pago de un salario adicional que perciben los trabajadores en relación de dependencia y se paga en dos cuotas, la primera durante el mes de junio, y la segunda durante diciembre, antes de las fiestas de fin de año.

Cada medio aguinaldo corresponde al 50% de la mayor remuneración mensual percibida por los y las trabajadoras dentro de cada uno de los semestres.

Si durante el período comprendido dentro de esos 6 meses, el o la trabajadora no cumplió con sus tareas durante todos los meses (sea porque empezó sus actividades más tarde o se terminó el contrato), se paga el proporcional trabajado. 

Todos los años, con la llegada de este ingreso extra surgen los mismos interrogantes. ¿Cuándo se cobra? ¿Cómo se calcula? ¿Cuál es la mejor manera de administrarlo? Respondemos los interrogantes a continuación.

¿Cuándo se cobra el aguinaldo?

Como mencionamos anteriormente, el pago del aguinaldo se realiza dos veces al año. La primera tiene como tope de fecha de pago el 30 de junio, y la segunda el 18 de diciembre, según lo establece la ley 27.073.

La Ley de Contrato de Trabajo establece que el aguinaldo debe ser equivalente al 50% de la mayor remuneración mensual devengada en todo concepto de cada semestre. Por supuesto, en caso que el trabajador haya trabajado menos de 6 meses, se paga un proporcional. 

¿Cómo calcular el aguinaldo?

Para saber cómo se calcula el aguinaldo hay que tener en cuenta ciertas cuestiones, como la cantidad de días trabajados, el salario básico más alto, las horas extras y otros plus que se hayan percibido.

Para calcular el primer aguinaldo se toma en cuenta los salarios percibidos dentro del período que va de enero a junio. En el caso de la segunda cuota del aguinaldo se toma en cuenta los salarios de julio a diciembre.

En el caso de que un trabajador no haya trabajado todo el semestre completo, la fórmula que debe emplearse es: aguinaldo multiplicado por días trabajados, dividido 180 (los días del semestre).

Para calcular de cuánto será tu aguinaldo deberás tomar como base el salario bruto más alto que percibiste en el semestre y luego, calcular la mitad de ese sueldo.

Por ejemplo: si tu sueldo más alto fue de $30.000 y trabajaste el semestre completo, el cálculo sería el siguiente:

$30.000 (mejor sueldo) / 2 = $15.000

Ahora bien, si se diera la situación de un empleado que no trabajó durante la totalidad del semestre, el cálculo se realizaría por la cantidad de meses trabajados. Pongamos como ejemplo que fueron solo 3 meses de trabajo. En ese caso el cálculo sería:

($15.000 (mitad del mejor sueldo) / 6) x 3 (cantidad de meses trabajados en el semestre)= $7500

aguinaldo

¿Qué hacer con el aguinaldo?

Pensar qué hacer con el aguinaldo es importante. Si se tiene la fortuna de terminar el mes con cierta holgura y no se precisa el dinero para uso inmediato, este excedente resulta una excelente oportunidad para hacer una base de ahorro. 

Si bien muchos aprovechan este dinero para saldar deudas, comprar regalos de navidad, o vacacionar, si lo que se desea es generar un verdadero ahorro, invertirlo es la opción adecuada.

Sabemos que la inflación es un flagelo constante en nuestro país, por eso, desde Central de Fondos ofrecemos mes a mes las mejores recomendaciones para proteger el valor de tus pesos. 

Además de ofrecer contenido educativo para ayudar a las personas a cultivar su educación financiera, nuestros asesores desarrollan portafolios personalizados que se adaptan a las necesidades de cada perfil de inversor.

Así, por ejemplo, dentro de las opciones disponibles en pesos, en la actualidad ofrecemos tres portafolios: “Prudente”, “Ganale a la inflación” y “Multiplicá tus pesos”. Cada uno está pensado para distintas necesidades y objetivos y por eso alguno es más conservador que otro.

De esta manera, aquellos que buscan preservar el valor de sus ahorros y obtener rendimientos por encima del clásico plazo fijo tienen una opción. También hay alternativas para aquellos con experiencia que están dispuestos a asumir mayores riesgos en pos de un rendimiento superador

CONOCÉ MÁS

La educación es el primer paso hacia la libertad financiera, aprende sobre finanzas con CDF Academy. Mercados financieros globales, acciones y mucho más con nuestros cursos online de finanzas personales que te transformarán en un inversor exitoso. 

Te invitamos a descubrir esta propuesta.

Dejanos tu comentario

Abrir chat
1
Necesitas más info? Consultame!
Hola 👋 Soy Felipe, si necesitas más info no dudes en hablarme.