A menudo subrayamos la importancia de conocer las creencias y formas de pensamiento de las personas más influyentes del mundo financiero, ya que estas nos brindan herramientas de valor para invertir mejor. Hoy compartiremos las lecciones más importantes de “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas”, un bestseller de autoayuda publicado en el año 1936 por el escritor estadounidense Dale Carnegie. Además de su éxito en sí mismo, este libro saltó a la fama gracias al empresario Warren Buffett, que en sendas entrevistas aseguró que le cambió la vida por completo. 

Es que el “oráculo de Omaha” no siempre tuvo la misma personalidad arrolladora que hoy muestra al mundo entero, sino todo lo contrario. Durante su adolescencia, Warren Buffett tenía varios problemas para socializar y hablar en público. Su vida cambió cuando decidió anotarse en el curso de Dale Carnegie donde impartía las enseñanzas plasmadas en su libro. En una entrevista con el New Yorker, Warren Buffett incluso señaló: “En mi oficina no verás el título que tengo de la Universidad de Nebraska o la maestría que tengo de la Universidad de Colombia, pero sí verás el certificado que obtuve del curso de Dale Carnegie”.

A continuación, repasamos las principales enseñanzas del libro que ofrece consejos para mejorar las habilidades y comunicación con las personas:

5 LECCIONES DE DALE CARNEGIE PARA GANAR AMIGOS E INFLUIR EN LAS PERSONAS QUE BUFFETT RECOMIENDA APRENDER:

  • “No critique, condene ni se queje”: 

En lugar de castigar a los demás porque no cumplen con sus expectativas, conviene buscar formas de ayudarlos y enfocarse en sus fortalezas en lugar de sus debilidades. Siempre hay una razón para el bajo rendimiento, así que mejor averiguar cuál es y trabajar para solucionarlo en lugar de criticar y condenar.

Los humanos somos seres emocionales y tenemos prejuicios. De ahí que las críticas destructivas no tienen ningún impacto positivo, sino que por el contrario, crea asperezas y pone a las personas a la defensiva con tal de probar su punto de vista. 

Criticar es fácil pero ser empático y compasivo requiere de gran carácter y tenacidad. En lugar de criticar o recriminar, vale la pena intentar ponerse en el lugar del otro. Esto crea un mayor impacto y demuestra simpatía, tolerancia y bondad. 

  • “Muestre aprecio sincero y honesto”

Las personas somos complejas pero en esencia, todos deseamos lo mismo: salud, amor, descanso, dinero y armonía en nuestras relaciones. Además, por ser seres sociales, buscamos constantemente la validación y sentirnos importantes y apreciados por los demás. Por eso, dedicar palabras honestas y constructivas de gratitud hacia los demás, contribuye significativamente a cambiar su perspectiva y muchas veces sacarlos de las dificultades.

Cuando somos sinceros con nuestras opiniones y generosos en halagos generamos un impacto positivo en los demás. Las personas pueden olvidar tu nombre pero jamás olvidarán cómo las hiciste sentir. Vale la pena dejar de pensar en nosotros mismos para enfocarnos en las fortalezas de los demás y poder comunicarlo. Al satisfacer la necesidad de los demás de ser apreciados, entonces podremos ser influyentes y así ganar su apoyo.

  • “Muestre empatía hacia los demás”

Según Carnegie, la única forma de influir en los demás es comprender cuáles son sus motivaciones y direccionar tus sugerencias en torno a estas. Por supuesto esto no implica manipulación, sino que ambas partes se beneficien del intercambio. Para entender lo que realmente motiva a otra persona hay que ponerse en sus zapatos. Esto implica dejar a un lado tu ego y tus deseos y creer realmente en lo que es mejor para la otra persona.

Cuando los demás perciben una comprensión y entrega, se convencen de que su interlocutor quiere lo mejor para ellos y de esta manera, también querrán ayudarte. Cuando quieras persuadir a alguien, en vez de poner el foco en tu objetivo, mejor pregúntate cómo hacer para captar su atención. Verás cómo cambian los resultados.

  • “Aplique el valor del encanto y sonría”

Una actitud amigable y una sonrisa franca puede atraer a las personas a hablar contigo. Las sonrisas a menudo se perciben en el tono de los demás y nos permiten sentir si están felices de saber y hablar con nosotros, así sea por teléfono.

En su libro bestseller, Carnegie habla sobre el magnate del acero Charles Schwab, conocido por su personalidad amable y sonriente. “Su encanto y capacidad para agradar a la gente, fueron responsables de su extraordinario éxito; y su sonrisa era uno de los factores más agradables de su personalidad”.

  • “Para ganar las discusiones, evitelas”

“Sólo hay una manera bajo el cielo de sacar lo mejor de una discusión, y es evitarla”, afirma Dale Carnegie en su libro. ¿Para qué esforzarse en mancillar el orgullo de las personas para demostrarles que están equivocados o que hicieron algo mal? Este comportamiento solo los volverá hostiles hacia ti e incapaces de comunicarse de otra forma. Si el objetivo es comprender cómo piensan los demás y por qué actúan de cierta manera, es posible resolver cualquier diferencia sin tener que discutir. Para eso, algunos consejos:

  • Acepta el desacuerdo.
  • No te pongas a la defensiva.
  • Controla tu carácter. 
  • Escucha en silencio.
  • Busca puntos en común
  • Comprométete a pensar y analizar el punto de vista del otro.
  • Muestra respeto ante las opiniones de los demás

Cada persona tiene un estilo y una forma de ver las cosas, solo porque no piensen igual no significa que no pueda existir el entendimiento. Al iniciar una discusión con frases como: “Le voy a mostrar porque está equivocado”, lo que la otra parte recibe es un desafío que lo pone a la defensiva para sostener su idea aún antes de escuchar tu postura.

buffett

Conclusiones del bestseller de Dale Carnegie

“Cómo ganar amigos e influir sobre las personas” es un libro fundamental para mejorar nuestras relaciones interpersonales. En sus páginas, Dale Carnegie, comparte distintas lecciones y consejos para socializar de la mejor manera. El relato se hace fácil de leer y aplicar dado que el autor comparte historias personales en las que ejemplifica el punto que desea demostrar con cada una de sus reglas. 

Para que una persona tan influyente en el mundo de los negocios como Warren Buffett lo recomiende y asegure que se trata de un libro más valioso que sus propios másters y títulos en finanzas, sin duda vale la pena darle una chance e incorporar sus consejos.

Dejanos tu comentario

Abrir chat
1
Necesitas más info? Consultame!
Hola 👋 Soy Felipe, si necesitas más info no dudes en hablarme.